ALENER diseñará plataforma para capacitar MiPyMES del sector de la construcción

ALENER diseñará plataforma para capacitar MiPyMES del sector de la construcción

  • La plataforma estará disponible a mediados del 2021
  • Se busca fortalecer las capacidades de las empresas y contribuir a la mitigación del cambio climático.

En el marco de las acciones que la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable en México (GIZ por sus siglas en alemán) se encuentra realizando para apoyar la recuperación económica post COVID-19, el programa “Apoyo a la Implementación de la Transición Energética en México (TrEM)” financiará un proyecto de la Alianza por la Eficiencia Energética (ALENER). Esto por encargo del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania.

La Alianza por la Eficiencia Energética (ALENER), desarrollará una plataforma de capacitación a MiPyMEs del sector de la construcción, la cual estará en operación a partir de mediados de 2021.

En aras de atender los impactos de la crisis del COVID-19 en las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMES) del sector construcción en México a corto, mediano y largo plazo, se ejecutará una capacitación en línea, abierta y gratuita. Esta capacitación estará dirigida a profesionales, empresarios y demás actores relacionados a la eficiencia energética y la construcción; y tiene el objetivo desarrollar habilidades técnicas y administrativas con respecto a la rehabilitación energética de edificios y el cumplimiento de los aspectos sanitarios, económicos y ambientales derivados de la actual pandemia.

Dado el tamaño de esta industria, la construcción es pieza clave en la implementación de políticas climáticas a nivel nacional. El éxito de la mitigación del cambio climático y la preservación del medio ambiente depende de establecer acciones integrales sobre diversos sectores incluyendo una visión sobre la transición hacia modelos de ciudades sustentables[1], con políticas aplicables a las edificaciones, debido a que estas consumen el 17.8% de la energía en México[2].

Las MiPyMEs, sector que se ha visto gravemente afectado, son pieza clave para la recuperación económica post COVID-19, dado que representan el 72% de la fuerza laboral y el 52% del Producto Interno Bruto (PIB) de la nación. A pesar de su importancia, muchas de estas cuentan con una estructura endeble; y en muchos casos su administración, contabilidad y finanzas son también débiles, lo que dificulta su crecimiento y pone en peligro su viabilidad[3] y resiliencia, lo que tendría repercusiones negativas para la población en general.

En México, existe un total de 4.17 millones de MiPyMEs[4], de las cuales sólo el 15.3% lleva a cabo acciones de capacitación a sus empleados, por lo que existe una clara necesidad de apoyo para que puedan prepararse ante diversas situaciones críticas como las que hoy en día suceden.

Las edificaciones no volverán a ser las mismas después de la pandemia. La forma de diseñar los espacios de oficina, la atención al público, áreas de trabajo -entre muchas otras- tendrán que modificarse, creando oportunidades para incrementar la rentabilidad de las MiPyMEs a través de la incorporación de elementos de eficiencia energética, como la ventilación controlada el uso de sistemas de control ambiental, el diseño de la envolvente y entre otros. Sin embargo, la mayoría de las MiPyMEs carecen de las capacidades para interpretar estos retos como oportunidades de nuevos negocios y mejora continua. Estas oportunidades contemplan los siguientes aspectos: 

  • El COVID-19 impactará en la normativa del diseño de los edificios (inmuebles, restaurantes, oficinas, locales comerciales, etc.) y la forma en que funcionan de forma habitual, dado que se requerirá de nuevos criterios de uso y mantenimiento, además de nuevas especificaciones espaciales y elementos arquitectónicos.
  • El incremento de los estándares de equipos y sistemas; y la actualización de sus componentes, especificaciones de diseño y operación, como es el caso de la ventilación[5]. Esto con el objetivo de mejorar la calidad de los ambientes interiores, gestionando la mitigación de riesgos sanitarios, el ahorro de energía y la eficiencia energética.
  • Las implicaciones en materia de formación de capacidades para que el personal de las MiPyMEs pueda adaptarse a estos nuevos lineamientos y disposiciones por las autoridades sanitarias[6], así como el reacondicionamiento de los espacios de trabajo, pueden catalizar el crecimiento económico sostenible de las empresas. Por tanto, cobra sentido llevar a cabo este proyecto y brindar la capacitación y visualizar futuros más optimistas tanto para las empresas como para el país en los ámbitos ambiental, energético y socioeconómico.

A través del desarrollo de capacidades, se impulsará la recuperación económica sustentable post COVID 19, ampliando el modelo de negocio de las MiPyMEs, a la vez que se gestiona la calidad ambiental de los espacios interiores y se vinculan dichas acciones con otras prioridades de la agenda pública en temas como el empleo, la salud y el bienestar de la sociedad mexicana.


[1] https://cambioclimatico.gob.mx/ciudades-y-cambio-climatico/

[2] https://www.gob.mx/sener/documentos/balance-nacional-de-energia-2018

[3]https://www.ccpm.org.mx/

[4]https://www.inegi.org.mx/programas/enaproce/2018/

5]https://www.ashrae.org/file%20library/technical%20resources/covid-19/ashrae-healthcare-c19-guidance.pdf

[6]http://nuevanormalidad.gob.mx


[